GUILLERMO NUNEZ ABOGADOS ASESORES FISCALES
 

Raphaëlle Martin, People, www.raphaellemartin.net

LA DEFENSA DEL REFC NO DEBE SER LA DEFENSA DE LOS INTERESES DE UNOS POCOS

Lunes 31 de julio de 2017.

    ¿Que se ha dejado pasar mucho tiempo sin actuar ante el permanente goteo del nacionalismo catalán en pro de sus objetivos políticos? Por supuesto que sí, es más, se instauró un sistema y una práctica perversa en virtud de la cual los partidos popular y socialista acudían a pedir el apoyo de los partidos nacionalistas (fundamentalmente PNV y la entonces Convergencia de Cataluña) a fin de así poder gobernar en aquellas ocasiones en que dichos partidos nacionales no obtenían mayoría absoluta. Claro, todo ello, previo compromiso de ceder ante los nacionalistas por sus exigencias de todo tipo a cambio del apoyo parlamentario recibido. Ese sistema sigue en la actualidad en pleno apogeo en atención a que ni el PP ni el PSOE están dispuestos, no ya a formar una coalición de gobierno, sino ni tan siquiera a fijar una posición común ante el desafío de cuestiones tan trascendentales y graves para todos los españoles como la representada por el separatismo catalán.

 

    En el caso de Canarias y su nacionalismo descafeinado, pero nacionalismo al fin y al cabo, el mecanismo del “toma y daca” aplicado por Coalición Canaria respecto al partido que ostenta el Gobierno de la Nación, ha tenido gran repercusión a lo largo de los años de democracia. Una veces ha sido el PP el “trincado”, y otras, el PSOE. Entre ambos, han logrado, entre otras cosas, y como manifestación paradigmática de la sinrazón, unas infraestructuras viarias inimaginables en un territorio tan limitado y frágil, pero reales como la vida misma e inservibles en un futuro no tan lejano cuando los vehículos terrestres vuelen. Mientras tanto, aún siguen nuestros políticos demandando nuevos convenios de carreteras al Estado para seguir en la misma ruta que hasta ahora ha sido la prioritaria (más piche, más picón y más beneficio para las empresas del ramo), pues su capacidad innovadora en materia de inversiones no está acompañada por una idea clara acerca de cual debería ser nuestro modelo productivo. Se trata de seguir “creciendo” no se sabe muy bien para qué y a favor de quién. Esto es, creciendo sin objetivos, y pensando que más carreteras solventarán los problemas de movilidad de los ciudadanos, cuando está más que demostrado que construir más vías no resuelve el problema, sino que lo aumenta.

 

    Este tipo de situaciones, que desde Canarias se presentan como conquistas frente a la supuesta dejadez del poder central con el Archipiélago y, desde el resto de España, como un tributo que ese mismo poder central viene obligado a pagar a las élites de poder autonómicas a cambio del apoyo parlamentario de fuerzas nacionalistas como Coalición Canaria o Nueva Canarias, son manifestación patente del cáncer que poco a poco y sistemáticamente destruye el sistema democrático.

 

    Porque está por analizar con calma y datos fehacientes, para qué han servido y a quiénes las medidas económicas y fiscales especiales contenidas en el régimen económico y fiscal de Canarias. En este sentido, tengo la impresión de que los poderes económicos que operan en Canarias nunca pudieron imaginar que la democracia les iba a proporcionar un mecanismo tan eficaz en defensa de sus intereses como ha resultado ser el REFC.

 

 

Guillermo Núñez Pérez

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© 2017 Law Firm in the Canary Islands