GUILLERMO NUNEZ ABOGADOS ASESORES FISCALES
 

¿Y DESPUÉS DEL 155, QUÉ?

Viernes, 31 de agosto de 2018.

        Ya estamos en el después de la aplicación del artículo 155 de la Constitución a la Comunidad Autónoma de Cataluña, y hemos visto, no sin cierto asombro (aunque el límite del asombro ya se ha superado con creces hace mucho tiempo), cómo las autoridades autonómicas han vuelto a las andadas en su irrefrenable proceso de provocación a su propio poder legislativo (Parlamento de Cataluña), y al resto de poderes del Estado (Legislativo, Ejecutivo y Judicial). Han adoptado todas las medidas precisas para reponer las cosas al mismo estado en la que éstas se encontraban con anterioridad a la aplicación del artículo 155, incluida la novedad de reponer en sus cargos a la mayoría de los cesados y de reabrir sus “embajadas” en algunos países extranjeros, aparte, claro está, de continuar utilizando a la policía autonómica como policía política y a la televisión autonómica como plataforma para expandir y profundizar en su campaña permanente a favor de la independencia de Cataluña. Es más, en el colmo del cinismo y la provocación a la ley y a la democracia, han contratado a determinados políticos prófugos de la justicia con cargo al presupuesto público, es decir, con cargo al dinero de todos los españoles. Y como perla de estas actuaciones, pretenden encausar por supuesta parcialidad ante un tribunal extranjero, al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena como instructor de la causa contra los golpistas.

 

        Falta muy poco para la celebración de la Diada, y se supone que en ese día, las fuerzas políticas independentistas tratarán de sacar a la calle a miles de personas que se manifestarán a favor de la independencia, siguiendo así los calculados y precisos pasos diseñados por los estrategas separatistas a los que está a punto de unirse un PSC que hace años juega con la ambigüedad a la hora de optar claramente por la defensa de la unidad de España.

 

      De poco vale decir ahora que el conflicto o problema catalán viene de antiguo, y que en este último período de régimen democrático, los gobierno de PP y PSOE en minoría parlamentaria se han visto “obligados” a ceder al chantaje separatista, contribuyendo de esta forma a aumentar y consolidar las reivindicaciones independentistas. Nunca antes ha habido un Gobierno de la Nación con tanta debilidad parlamentaria como la que hoy tiene el gobierno de Pedro Sánchez, lo cual no conduce precisamente a la tranquilidad de los catalanes no independentistas ni a la de los españoles en general, máxime, si se tiene en cuenta que el PSOE  “gobierna pero no manda”, pues el auténtico poder reside en el voto de los que trabajan y pelean incansablemente por lograr sus objetivos de romper España, y que son los que han permitido y decidido que Pedro Sánchez sea Presidente del Gobierno de la Nación. Cabe entonces preguntarse cuál es la finalidad de este Gobierno, ¿atender a los intereses de España y de los españoles o atender en exclusiva las permanentes reivindicaciones separatistas de aquellos a los que Pedro Sánchez debe la presidencia del gobierno?

 

       PP y Cs reiteran la necesidad de volver a aplicar el artículo 155 de la Constitución como vía para que los independentistas vuelvan a la senda de la legalidad, pero no parece que ello vaya a coadyuvar en términos realistas a que el problema desaparezca o se haga soportable en cuanto a garantizar la pacífica convivencia en Cataluña y en el resto de España. Más bien, pensamos que puede contribuir a todo lo contrario. Entonces sólo quedará el último remedio que establece nuestra Carta Magna en su artículo 8.1: “Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional”. Todo se andará, pero no dudamos de que tras la ideología nacionalista está latente la violencia como arma irrenunciable a emplear –ya lo han hecho– para alcanzar la supuesta libertad que proclaman de manera artera y mentirosa los artífices de tan grande y amplia injusticia.

 

 

Guillermo Núñez Pérez

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© 2018 Law Firm in the Canary Islands